Se trata de un proyecto de mínimos en el que la principal actuación es limpiar todas las capas añadidas a posteriori hasta redescubrir los pavimentos de cerámica hidráulica, paredes de ladrillo y techos originales. De esta forma el piso se organiza en una planta totalmente libre que genera una gran sensación de amplitud y permite que la luz llegue a todos los rincones, cerrando únicamente las zonas más privadas como el dormitorio y el baño.

tarragona _ promotor privado_renders nam arquitectura